Desde otros ojos

26 Ene

Todos los días realizo el mismo trayecto, sin embargo, sólo desde hace un tiempo, he colocado notas mentales en determinados puntos. Todavía no he aprendido a caminar despacio pero he alzado más la cabeza para redescubrir la trayectoria de mis pasos.

Mi primera nota mental comienza a pocos metros de mi casa, concretamente en un balcón blanco (de un edificio bastante gris) repleto de geránios  empeñados, o más bien su dueña, en mostrar que su vivacidad se impone al resto de las estaciones con una primavera eterna. No se porqué mi mente ya ha trazado una historia y doy por sentado que la artista de esa viva obra es una anciana rebosante de vida, y que su balcón, es sólo una pequeña muestra de su persona. Cuidadosa, cariñosa, detallista y luchadora.

La segunda nota, se sitúa en la fachada de cristal de un hotel, que antiguamente había sido unos grandes almacenes. En días despejados, esta fachada se convierte en un gran espejo reflejando el cielo azul, pintando cada nube en los cuadritos que forman los cristales. Entonces, este hotel me lleva a la tercera nota mental: “la casa de la playa”. Y es que a la izquierda de este edificio, se sitúa una sencilla casa blanca, con la ropa tendida en la terraza. Si miras directamente al “espejo”, la estampa es un cielo azul con la casa plasmada en él. Una imagen que guarda el calor del verano, los caminos a la playa, la niñez, la alegría y  la nostalgia del rápido paso del tiempo.

Sigo caminando, cruzo el puente. Desde aquí no hace falta levantar mucho la cabeza para ver. Pero si la alzo un poco más y la giro hacia la derecha, vuelve el trayecto a solas y otras acompañada, con mi mochila desgastada y mis pantalones cortos. Ahora el viento sopla demasiado fuerte y frío. Sin embargo, nos  reconocemos y sabemos que ya no queda tanto para reencontrarnos. Yo… cruzando su brazo de hierro y él, esperándome al otro lado.

Aún queda la nota más importante de todas.  Se sitúa, curiosamente, en frente de una tienda de trajes de novia. El sol siempre la ilumina antes a ella que al resto. Su estilo gótico se alza sobre casas y comercios. Sacada de la realidad, hace creer que viene de un cuento. Me da los buenos días con mayúsculas. Pienso “es como un milagro”. Me quedo con la sensación de que significa algo más. Siento que el hecho de no poder pasar sin girarme y clavar mis ojos, es el principio de una frase incompleta. A veces, imagino que un día veré a una chica pasar, con sus prisas de siempre, y justo cuando clave su mirada en la monumental construcción, la miraré. Me miraré desde el interior, en la perspectiva opuesta a la que ahora me encuentro. Será un día en el que ya no haya tantas preguntas. Siento que ese lugar que hoy es una pregunta, mañana será la respuesta de esa chica que temía no encontrarte.

El último apunte, no lo lleva ningún edificio o lugar sino una persona. Mientras le observo caminar con dificultad, imagino que  rejuvenece a cada paso hasta llegar a mi edad. Imagino que soy capaz de descubrir en diez segundos, la apariencia y  energía que le caracterizaba tiempo atrás. Me esfuerzo por conocer  esa “parte exterior” de su vida. Y sentir yo misma, que un día reduciré mi velocidad al andar. Que mis pasos, mi mirada y mis movimientos serán entonces desgastados. Sólo espero seguir admirando el mundo desde otros ojos, que pese a seguir siendo míos, sigan siempre siendo… esos otros.

Anuncios

3 comentarios to “Desde otros ojos”

  1. Picapleitos justiciera 30 enero, 2013 a 14:57 #

    Verdadera poesía!

    • Alberto 13 marzo, 2014 a 21:35 #

      Genial, me encanta cómo escribes, y no alcanzo a imaginar qué diferencia existe entre Paulo Coelho o Isabel Allende y tú, salvo la suerte, el buen destino…
      Eres genial.

      • lorejb 30 marzo, 2014 a 12:50 #

        ¡¡Woo!! qué palabras ¡madre mía!, muchas gracías, no esperaba ningún comentario, Bueno, bueno… ellos son muy grandes, yo soy una pequeña saltamontes jajajajaja Estoy pensando… Alberto… supongo que nos conocemos… comentame, me gustaría caer 🙂 jeje
        ¡Mil gracias por tus buenas palabras! ^_^

        ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: